• Agua Potable Veredas

    ¿PORQUE NO LLEGA EL AGUA POTABLE A LAS VEREDAS?

    Con el transcurso del tiempo y del trabajo con las organizaciones de acueductos comunitarios veredales, la Corporación CEAM encuentra de manera recurrente, plantas de tratamiento para potabilizar el agua, sin funcionamiento.

  • Mejoramiento Acueductos

    MEJORAMIENTO DE LAS CONDICIONES DE LOS ACUEDUCTOS RURALES PARA UN BUEN VIVIR DE LAS COMUNIDADES CAMPESINAS.

LA PROVINCIA, UNA ALTERNATIVA DE INTEGRACIÓN  DEL MUNDO RURAL Y URBANO EN EL  ORIENTE ANTIOQUEÑO

 

Provincia1

Foto: Mpio Concepción - Camilo Cardona

 

Pensar la integración territorial pasa por varias situaciones de carácter social, económico, ambiental, político e institucional, que permitan su composición y proyección como un conjunto y no como meras piezas del ajedrez.

 

En el caso del Oriente Antioqueño, es posible arriesgar que siendo su composición diversa ambiental y geográficamente, posee al mismo tiempo elementos comunes en las dinámicas sociales y culturales y grandes diferencias en su estructura económica, institucional y política.

 

Históricamente este territorio, que sirve de tránsito desde siempre entre el Sur y el Norte del país, ha tenido permanentes debates para la configuración y reconfiguración de su estructura territorial, en sus inicios marcada por los procesos de descubrimiento, conquista y colonización, posteriormente por la rebatiña liberal y conservadora y en los últimos tiempos (quizá 40 o 50 años) por una mezcla de intereses políticos, económicos y visiones del desarrollo.

 

En medio de ese debate y de concreciones de hechos territoriales según las visiones e intereses de cada grupo de poder, las connotaciones naturales de este territorio se han ido modificando y transformando y por ello la vida rural y urbana han estado en permanente tensión particularmente en las últimas décadas. El recurso suelo, por ejemplo es materia de disputa diaria entre expansión urbana vs suelo rural y de protección, inversionistas y acaparadores de las rentas del suelo no descansan en sus apetencias por tomarse cada vez una mayor tajada del suelo rural.

 

Vida rural y urbana que posee así mismo estructuras institucionales que han estado en niveles diferentes, uno dependiente del otro, y por tanto uno que se mueve a expensas del otro. En general el mundo de lo urbano es altamente transformador, acumulador de riqueza, concentrador de servicios y de población. El mundo rural es proveedor de vida, por tanto de recursos naturales, biodivesidad, materia prima para la industria, seguridad alimentaria, fuente de energía, y fuente de riqueza aunque no la concentra. SUELO

 

Las miradas y visiones del desarrollo en sus inicios fueron totalmente impuestas y con el paso del tiempo y en la medida que los asentamientos fueron cobrando vida propia, estas visiones fueron surgiendo también de sus propios pobladores y en una ruta paralela con la configuración territorial del Oriente, los discursos y posiciones se han movido entre visiones de progreso, bienestar, humano, sostenible, buen vivir.

 

Debate que en la actualidad retoma y reposiciona puntos de partida y de llegada en un escenario de posacuerdos de paz, de intereses multinacionales sobre los recursos naturales del Oriente, de concentración de equipamientos, infraestructuras y servicios en el Altiplano y desabastecimiento de todas ellas en las zonas rurales del Oriente: Páramo, Bosques y Embalses.

 

Pero además del debate subyacen propósitos que se leen entre actores políticos y sociales como de la necesidad, en este momento histórico, de consolidar una región que en su conjunto posee un valioso territorio urbano y rural que demanda una figura que posibilite la integración de sus mutuas posibilidades, zonas rurales integradas a la dinámica urbana, complementarias entre si y lo más importante una figura asociativa de carácter institucional que facilite la  descentralización, la autonomía territorial, mantenga y afiance la vida y competencias municipales. ESTA FIGURA ES LA PROVINCIA.

 

¿POR QUÉ LA PROVINCIA?

La Provincia es una figura establecida en la Constitución Política de 1991 con la posibilidad de ser entidad territorial según el art. 286: “Son entidades territoriales los departamentos, los distritos, los municipios y los territorios indígenas. La ley podrá darles el carácter de entidades territoriales a las regiones y provincias que se constituyan en los términos de la Constitución y de la ley.”

 

Las características de una entidad territorial las define el art. 287 de la carta magna “Las entidades territoriales gozan de autonomía para la gestión de sus intereses, y dentro de los límites de la Constitución y la ley. En tal virtud tendrán los siguientes derechos: 1. Gobernarse por autoridades propias, 2. Ejercer las competencias que les correspondan, 3. Administrar los recursos y establecer los tributos necesarios para el cumplimiento de sus funciones, 4. Participar en las rentas nacionales.”

 

En tal sentido estamos hablando de una configuración del Estado Colombiano y no sólo de atender algunas dinámicas territoriales, caso que resuelve por ejemplo la figura del Area Metropolitana e incluso otras como las Asociaciones de Municipios.

 

Configuración del Estado Colombiano que tiene tras de sí también un asunto primordial como es LA AUTONOMÍA DE LOS ENTES TERRITORIALES, así como la descentralización política y administrativa, asuntos estos de gran valía en el Oriente Antioqueño.

 

Proporciona la entidad de Provincia la oportunidad de realizar un reparto equilibrado de competencias y por tanto de poder político que conlleve a generar condiciones para un desarrollo que facilite la desconcentración de la riqueza, la descentralización con respeto por la autonomía Municipal y Departamental, la articulación de acciones institucionales, la redistribución de cargas y beneficios, la aplicación de los principios de coordinación, concurrencia y subsidiariedad establecidos para las entidades territoriales.

 

Estas características de un Estado que posicione otras formas de desarrollo armónico con la naturaleza, de integración entre lo urbano y lo rural, de equidad social, están configuradas en la PROVINCIA, muy contrario a las características que posee y por las cuales se instauran figuras como el Area Metropolitana llamadas a atender las dinámicas sociales, económicas, culturales, ambientales, tecnológicas que el URBANISMO genera en territorios cuya acción central está instaurada en modelos de CIUDAD.

 

Contando el Departamento de Antioquia con una Ciudad como Medellín y conformada en el Valle de Aburrá su respectiva Área Metropolitana, pareciera suficiente que el URBANISMO y su proyección se delimite a partir de allí y evitar que la ruralidad de Antioquia depositaria de grandes riquezas naturales, alimenticias y energéticas queden sustraídas por las condiciones que el desarrollo urbano genera.

 

La RURALIDAD como aporte al desarrollo sostenible, principio establecido en la Constitución Política y ratificada en la Ley 99 de 1993, tiene en la Provincia y en la Región la posibilidad de ser reconocida, validada y aplicada como aporte complementario y necesario a la integración territorial.

 

La Ley 1454 de 2011, orgánica de ordenamiento territorial, genera una ruta para iniciar este camino de configuración de las Provincias en Colombia, dándoles el carácter de esquema asociativo territorial, a las Provincias administrativas y de planificación. En cuanto a su conformación el parágrafo del art. 11 de esta ley, establece que son las entidades territoriales interesadas quienes lo definen.

 

Una Provincia se conforma por dos o más Municipios geográficamente continuos de un mismo Departamento, se constituyen por Ordenanza, por solicitud de los Alcaldes municipales, el Gobernador, o el 10% de los ciudadanos que componen el censo electoral de los respectivos Municipios, con el propósito de organizar conjuntamente la prestación de los servicios públicos, la ejecución de las obras de ámbito regional y la ejecución de proyectos de desarrollo integral, así como la gestión ambiental. Esto según lo definido en el art. 16 de la Ley 1454 de 2011.

 

Es decir, el Oriente Antioqueño posee las características geográficas, políticas, sociales, económicas y culturales de un territorio Urbano y Rural que ha proyectado y demanda su integración y articulación en UNA PROVINCIA por un DESARROLLO SOSTENIBLE, Y UNA FORMA ORGANIZATIVA DESCENTRALIZADA, UNA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA Y PROCLIVE A LA AUTONOMÍA LOCAL Y REGIONAL.

titulo news